La Municipalidad de Paraná puso en marcha un operativo de contención ante las lluvias registradas durante la madrugada y mañana del domingo. Se realizaron cortes de ramas caídas por el viento y asistiencia con insumos a familias damnificadas. No fue necesaria la evacuación de familias.

La Dirección de Defensa Civil intervino ante la caída de un árbol de gran tamaño sobre calle Enrique Carbó entre Illia e Irigoyen.

Según los llamados recibidos al 103, las áreas más afectadas fueron los barrios Capibá, El Radar, Cáritas y la zona de calle Rondeau, por lo que debió asistirse con colchones, abrigo y calzado a alrededor de 40 familias, que registraron ingreso de agua en sus viviendas. Se entregaron además un aproximado de 50 cortes de agrotileno.

Las tareas por parte del área continúan durante la tarde y noche, reforzando las acciones de prevención y contención. Se recomienda circular con precaución. Ante emergencias climatológicas, comunicarse al 103, número de Defensa Civil, las 24 horas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate