Desde la Secretaría Legal y Técnica de la Municipalidad de Paraná, el pasado viernes por la noche se presentó una denuncia formal por la ocupación de la vía pública y también se remitieron las respectivas filmaciones al Ministerio Público Fiscal, las cuales acreditan la obstaculización del tránsito en calle Urquiza y Corrientes (frente al Municipio).

De todas maneras, indicaron en un comunicado que "no se detenta el uso de la fuerza pública ni las facultades que le competen a la Comuna para llevar adelante el desalojo de los manifestantes, que desde el viernes se encuentran interrumpiendo el normal tránsito vehicular por la zona, colocando y quemando gomas y también acampando en la puerta misma del Municipio". Por parte de la Fiscalía, se ha informado que no van a interceder en ese conflicto con los protestantes.

Además, el sábado por la mañana se denunció formalmente la obstaculización a la prestación del servicio de recolección de residuos, ya que los recolectores, cuando quisieron hacer su trabajo, fueron agredidos y amenazados por este grupo de personas.

Como consecuencia de ello, se está en proceso la presentación de una nueva denuncia instando a que el Ministerio Público ordene a la fuerza pública que desaloje la vía pública para garantizar el tránsito vehicular. “Todas las denuncias hasta ahora han caído en saco roto”, se lamenta desde la Secretaría Legal y Técnica, que no obstante ello sigue bregando por los derechos de toda la ciudadanía que se ve perjudicada por el accionar de ese grupo de manifestantes.

Comentá y expresate