El director general de Fiscalización de la Secretaría de Producción de Entre Ríos, Félix Esquivel, se refirió al nuevo caso de matanza de un ejemplar de puma, una especie protegida que se encuentra en peligro de extinción, que se registró este lunes en la zona Sauce de Nogoyá.

"Nuestra Ley de Caza no faculta penas, castigo ni demanda penal. En ese sentido, estamos hablando de una contravención que prevé una multa que va de los 6 mil pesos en adelante, dependiendo de cada caso y del descargo que haga el infractor, hasta los 50 mil", informó.

Sin embargo, el caso de Nogoyá es muy reciente todavía para hablar de un monto específico. "Ayer se hicieron allanamientos, se decomisó el cuero del puma y otros elementos, y se actuará sobre quien cometió la infracción, que está identificado; el caso está todavía en investigación", indicó el funcionario.

"Estamos trabajando en la modificación de la Ley de Caza y Pesca para ser más duros con los infractores, aquellos que no cuiden el medio ambiente, comercialicen o maten especies que están en extinción", anunció Esquivel. "Como pasa en otras provincias, depende el daño al ecosistema, las multas pueden andar en los 500 mil hasta el millón de pesos. Con esta modificación lo que buscamos, es evitar el tráfico ilegal de la fauna o la acción de los cazadores furtivos o depredadores en el río, para tomar más conciencia del cuidado de nuestros recursos", avisoró.

Finalmente, el director de Fiscalización pidió resaltar "el compromiso del gobernador Bordet en el cuidado de nuestros recursos en la fauna ictícola y silvestre" y la ayuda permanente de la sociedad denunciante. "Siempre recurrimos a la ayuda de la sociedad, que no solamente repudia sino que también nos informa de estos hechos para poder actuar rápidamente", concluyó.

Comentá y expresate