"Afecta el honor, la intimidad, la dignidad y la honra de las cinco mujeres oportunamente sindicadas como víctimas", aseguró la magistrada, ya que las personas son "revictimizadas con la exposición pública de los videos, imágenes, audios, nombres y apellidos".

La jueza tuvo que aclarar el objetivo de la medida prohibitoria, ya que la suponía "la prohibición de realizar comentarios, ya sea directa o indirectamente respecto a los hechos que están siendo investigados".

En ese sentido, la decisión fue criticada porque podría vulnerar la libertad de expresión y de prensa, impidiendo a los medios de comunicación a informar sobre la investigación en marcha.

No obstante, desde la Justicia emitieron un nuevo comunicado para aclarar los alcances y fundamentos de la medida.

"Los hechos que se están investigando se encuentran atravesados por una cuestión compleja, tanto de género como de salud mental ,existiendo paralelamente abierta una denuncia de violencia de género por los mismos hechos en el Juzgado de Paz de la localidad de Gdor. Mansilla", agregó Cabrera.

PLACA VIOLENCIA DE GÉNERO (2).jpg

Comentá y expresate