De las tres personas imputadas por el ataque a Sergio Varisco, la jueza Marina Barbagelata dispuso que sólo el agresor que aparece en las filmaciones quedará con prisión domiciliaria. El resto queda libre, mientras avanza la causa.

Se trata de Juan Ignacio Musuruana, que deberá permanecer 30 días con arresto domiciliario en su propia casa, con su progenitor como garante. Por su parte, por decisión de la jueza, Vanina Julieta Gauna y Claudio Javier Godoy quedarán libres con restricciones.

En relación a las restricciones, Gauna y Godoy tienen la prohibición de realizar cualquier acto molesto o perturbador, ya sea personalmente o mediante terceros, hacia los testigos propuesto por la Fiscalía u otros testigos que se presenten. Tienen la prohibición del ingreso a la Municipalidad. Tienen la obligación de mantenerse a una distancia de 200 metros del domicilio de Varisco y su hija. Tienen la obligación de mantenerse a 100 metros de la presencia de Varisco y su hija.

De esta manera, la decisión de la jueza se acercó más al planteo de la defensa de los tres imputados e interpretó de otro modo los planteos realizados tanto por la Fiscalía como la querella. En conjunto solicitaron para los tres imputados 30 días de arresto preventivo efectivo en la Unidad Penal N° 1 y N° 6, respectivamente, para no entorpecer la investigación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate