La inflación de julio fue del 2,2%, según informó este jueves el Indec. El dato arroja un descenso de la suba de precios en relación a los meses anteriores, aunque es necesario señalar que se trata de un período previo a la volatilidad cambiaria actual.

Según se venía adelantando, el dato consolida levemente la tendencia a la baja, tras el pico inflacionario del primer cuatrimestre del año, particularmente del mes de marzo.

Sin embargo, es esperable que los índices de agosto y septiembre muestren el impacto de la devaluación que tuvo lugar tras las elecciones, razón por la cual el índice podría mostrar nuevamente una tendencia alcista y dejar atrás la baja de julio.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate