A pesar de de que el pago de un bono de $5000 a los empleados privados registrados sigue sin definirse, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Miguel Avecedo aclaró que muchas empresas no están en condiciones de hacer frente a esta eventual compensación a los trabajadores. "Hoy no se puede, las pymes están viendo cómo subsistir", advirtió.

Hasta el momento no hay avances sobre el pago del bono a privados que impulsa el Ejecutivo. La semana pasada el ministro de Producción Dante Sica mantuvo reuniones con cámaras empresarias que rechazaron hacerse cargo de ese pago extra si no es a cuenta de impuestos, y que advirtieron que en caso que Gobierno avance con un decreto lo impugnarán en la Justicia.

Acevedo dijo que en el contexto actual que atraviesa la Argentina "no se puede hablar" de una compensación para los trabajadores, pero consideró la necesidad de "recomponer los salarios". "Hay una enorme recesión, caída de ventas, y muchas empresas no podrían pagar un bono. Las pymes están tratando de subsistir, así que es difícil hacer algo por decreto. Hablar de un bono no se puede, aunque sí ver cómo recomponer los salarios", aclaró.

Advirtió sobre dos variables que complican la actividad económica, la coyuntura por la definición electoral y la falta de un programa productivo de parte del Gobierno. En este contexto explicó que "el aumento de la capacidad de compra de la gente es una prioridad también para los empresarios", pero aclaró que en este panorama "es muy difícil" lograrlo. "Posiblemente el Estado tenga la capacidad de dar ese aumento pero el privado no", insistió.

En otro orden también habló sobre la reunión que tuvo con el candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández, semanas atrás. "Me invitó a tomar un café, yo no lo conocía. Lo vi como una persona preocupada por el futuro", indicó. En esta línea dijo consideró que todo postulante al Ejecutivo debe pensar en cómo recobrar confianza en la Argentina ya que, advirtió, es algo que "se perdió totalmente".

En relación a una eventual victoria del kirchnerismo en las elecciones primarias, dijo que en ese caso el Ejecutivo debería generar consensos. "El primer consenso tiene que ser entre los políticos, los oficialistas y la oposición, para decir: 'Este es el país que estamos pensando los argentinos'. Si lo que se dice es razonable, claramente se van a encolumnar los demás", aseguró.

"Tenemos una Argentina que puede acordar, porque no tiene problemas de magnitud o problemas insalvables. No hay un problema religioso que divida totalmente, hay una grieta política", afirmó, en diálogo con Futurock.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate