En un mes en el que menos del 40% de las fábricas pudieron operar con normalidad, la industria cayó un 26,4% interanual según lo informado este martes por el INDEC a través de su índice de Producción Industrial (IPI). Sin embargo, el dato de mayo mostró una mejora del 9% respecto a abril, el período más crítico para la actividad económica en el marco de la pandemia de Covid-19.

Los derrumbes más importantes, respecto a mayo de 2019, fueron los observados en el sector de industrias metálicas básicas (-54,8%), el automotriz (-73,8%) y el de prendas de vestir, cuero y calzado (-67,9%).

Dentro del primer rubro mencionado, influyó significativamente el desplome del 56,2% registrado en la industria siderúrgica. Si bien la Cámara Argentina del Acero (CAA) afirmó que se verificó una paulatina normalización de suministros a usuarios y distribuidores con entregas pendientes , los pedidos se mantuvieron en niveles históricamente bajos, producto de la menor actividad de los clientes.

Esto se verificó, por ejemplo, en la baja actividad del sector de la construcción, que afectó a la demanda de acero y hierro redondo. En el mismo sentido, también incidió la escasa producción de vehículos y sus partes.

Precisamente, según consignó Ámbito, en mayo se exhibió una importante contracción interanual del 85,4% en la fabricación de vehículos automotores aunque, si se tiene en cuenta que en abril el sector estaba totalmente paralizado, la actividad mostró una leve recuperación.

En cuanto al sector de vestimenta y calzado, un relevamiento realizado por el INDEC reflejó que solo el 10% de los locales funcionaron como lo hacían previo a la llegada de la pandemia.

Según el instituto oficial de estadísticas públicas, varios fabricantes señalaron que las plataformas de comercialización online fueron insuficientes para paliar la menor actividad que resulta del cierre temporal de locales de venta al público mientras que algunas plantas se encontraron ocupadas en la elaboración de insumos médicos y sanitarios como barbijos, batas hospitalarias o cobertores de calzado.

A pesar de que todos los rubros percibieron reducciones respecto a 2019, el de alimentos y bebidas fue el que tuvo una menor pérdida relativa, ya que apenas cayó un 5,4%. La producción de carne vacuna bajó un 1,8% mientras que para los productos lácteos y para el vino se observaron subas del 5% y del 10%, respectivamente.

Con estos resultados, en los primeros cinco meses de 2020, la industria acumula una contracción del 16,3% respecto al mismo período del año pasado. Las restricciones a la movilidad para prevenir los contagios de Covid-19 y a la producción de actividades no consideradas "esenciales" tuvieron su efecto en la economía local y el desempeño de la industria es un reflejo de este deterioro generado por la pandemia.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué te preocupa más hoy?

La salud
El desempleo
La inflación
La inseguridad
ver resultados

Las Más Leídas