Párrocos de la ciudad de Paraná elevaron un petitorio al presidente municipal de la capital entrerriana, Adán Bahl. En el escrito se reitera el pedido de autorización municipal para celebrar misas y otros sacramentos en las iglesias.

Los sacerdotes indican en el texto que “la dimensión religiosa es propia de la persona y de imprescindible vivencia práctica para quien la reconoce como creyente”. En este sentido, remarcan que “la participación cuidada en las celebraciones de la misa y los otros sacramentos es razón de salud espiritual y de bienestar para la persona en su integralidad… La concurrencia a los lugares sagrados de modo personal y la participación en sus celebraciones es un factor esencial para el creyente, especialmente en la Eucaristía”.

De este modo, se reiteró el pedido de autorización para que se permita la celebración de la Misa y de los demás actos de culto público católico, con asistencia de gente: “esto no implica ningún riesgo especial cuando se cumplen las exigencias puestas por las autoridades”. Al respecto, recordaron el Protocolo presentado oportunamente, al que se atendrán junto a las personas que concurran a las celebraciones.

La nota finaliza expresando la expectativa de una pronta y favorable respuesta.

Comentá y expresate