Ellos son inseparables, tienen el mismo apellido -Rodríguez-, y sueñan con poder desarrollarse como pareja y familia, más allá de las actividades que realizan cada uno. Conocé la conmovedora historia de Sabrina y Fernando, dos jóvenes con Síndrome de Down que quieren casarse.

Ellos van juntos a la escuela desde hace unos 7 años, pero la relación entre ellos se inició hace un año y medio aproximadamente, cuentan las madres. “En un momento dado el psiquiatra Simón Ghiglione nos habló y nos dijo que ellos estaban muy enamorados, y que la relación venía muy en serio. Al principio nos sorprendimos los padres, pero luego fuimos viendo como los apoyábamos. Así fue que un día coincidimos en encontrarnos las dos familias para charlar respecto a lo que estaba sucediendo”

“El profesional, nos aconsejó que el noviazgo también sea afuera de la escuela, porque tenían ciertas restricciones cuando estaban en actividad, por lo que tenían que profundizar la relación en otros ámbitos que no sea el educativo”.

Cuenta Lucy que “después de un tiempo, resolvieron presentar en sociedad la pareja justo el día del cumpleaños de Tita la mamá de Fernando: “El quería a todos que conocieran a Sabrina. Y fue muy emocionante. El la tomó de la mano a Sabri y la fue presentando a cada uno de los familiares como su novia”.

Las madres se sorprenden por la manera que se consolidó la pareja: “Nosotros nunca nos imaginamos que esto podía terminar de esta forma. Ellos se abrazan y besan adelante de la gente con absoluta normalidad, como cualquier pareja que se ama” señalaron.

“Ellos plantean porqué no pueden casarse al igual que los otros hermanos. Pretenden formalizar y tener hijos” cuentan.

Pero los padres van llevando la relación con mucho cuidado: “Es muy complicado, a pesar que el psiquiatra nos alienta a que lo hagamos. Nosotros hablamos de este tema, y no lo descartamos. Nos comunicamos mucho con ellos”. .

Respecto a la vinculación diaria, “Ellos están permanentemente comunicados, porque llegan de la escuela y se llaman por teléfono”.

Sabrina cuenta que en un viaje, “é me siguió para todos lados y allí nos conocimos y me gustó. Me dijo que quería andar de novio y yo acepté”. Luego les tuvimos que contar a nuestros padres, relatan.

"Entre risas cuentan que los dos son muy celosos, pero no es motivo para discutir. Pero coinciden cuando expresan que se quieren casar”. Fernando asegura que “quiere vivir solo con Sabrina, y que se compromete a realizar todas las cosas de la casa”.

Ellos expresan que desean pasar por el altar, pero su familia no lo ve claro: “Nosotros deseamos lo mejor para ellos y respetamos la decisión de quererse y amarse, pero no está muy claro a partir de las limitaciones que ellos tienen”, señalaron.

“A Fernando y Sabrina se los ve muy felices y esto es motivo de alegría para nosotros. Buscamos que puedan poder desarrollarse en su relación, pero siempre, estamos junto a ellos”, expresan.

Ellos se muestran felices, y el tiempo será testigo hasta dónde llegará la pareja. Mientras tanto, el apoyo y el amor incondicional de sus familias los hace sentir con absoluta plenitud, y soñando que ellos también pueden sentir las sensaciones de estar enamorados.

Fuente: Radio Máxima

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate