Enclavado en la localidad de Ingeniero Miguel Sajaroff -departamento Villaguay- se encuentra el único cementerio de negros en Latinoamérica. su historia remite a fines del 1800 y principios del 1900 y es conocido popularmente como el Cementerio de los Manecos.

Manuel Gregorio Evangelista era brasileño, negro y esclavo. Trabajaba en los cafetales en cercanías a San Pablo y en 1850 decidió escapar de la esclavitud en su país y dar inicio a una proeza, al llegar a un país donde ya había libertad de vientre. Se afincó en lo que hoy es Sajaroff, convirtiéndose en el primer afrodescendiente en llegar a la zona rural entrerriana. Luego de casarse y tener 13 hijos, murió. Y fue el primer sepultado en el “Cementerio de los Manecos”.

Se presume que "maneco" proviene del portugués y guardaría relación con la palabra "negro". Sin embargo esto no ha sido confirmado, ya el término no figura en los diccionarios de la lengua portuguesa.

El cementerio hoy se encuentra casi abandonado, rodeado de un alambrado, a un kilometro de la plaza. Cuenta con cruces oxidadas y 25 manecos que descansan allí.

Mirá su historia.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate