Entre los detenidos que esperaron durante toda la tarde en la alcaidía de la planta baja para enfrentar las preguntas del juez Iturralde y la fiscal Estela Andrades está la hija de Fernández, Estefanía Fernández Cano, asistida por su abogado defensor, Ramiro Rúa, que también representa al "Gitano".

Estefanía, casada, madre de dos hijos, fue la segunda en declarar luego de Luis Cano: la Justicia la acusa de instigación al homicidio y encubrimiento. En su testimonio de más de una hora, aseguró según fuentes con acceso al expediente que se enteró del ataque "por televisión" y que se entregó cuando la Policía Federal llegó a la puerta de su casa.

Durante el día de hoy, diversos medios la vincularon a Miguel Yadón, hablaron de un romance que habría enfurecido a su padre, Juan Jesús, lo que garantizó el ataque a traición al funcionario en su caminata matutina junto a Olivares en la Plaza Congreso.

Estefanía no solo negó conocer a Yadón ante el juez y la fiscal: negó también conocer a Olivares. Para ella, todo lo que ocurrió es algo totalmente fortuito.

No hay, por lo pronto, pruebas en el expediente que apunten a un amorío como el disparador del brutal ataque a tiros, según aseguran fuentes clave en la causa: solo hipótesis de trabajo.

Le preguntaron por Juan José Navarro Cadiz, "El Cebolla", con quien tiene relación familiar, detenido en la ciudad de Paysandú en Uruguay esta mañana. Navarro Cadiz no solo es el titular del Renault 19 en el que su padre fue encontrado en plena huida en Concepción del Uruguay: en el allanamiento a la casa de Navarro Cadiz en la calle Montevideo la Federal encontró un arma calibre 40, el mismo que se usó para matar a Yadón y herir gravemente a Olivares.Estefanía, por su parte, separó a los clanes. Lo reconoció como su familia, pero aseguró que no se junta con los Navarro por ser "locos y violentos"

En su declaración, asegura una alta fuente en la causa, Estefanía sindicó a Navarro Cádiz como el tirador que acabó con la vida de Miguel Yadón.

Sobre la medianoche, su padre será trasladado desde la división Homicidios de la Federal en la calle Chacabuco a declarar en Tribunales tras llegar de Concepción del Uruguay. Está junto a su compañero en la fuga, Miguel Navarro, un español de 55 años. Qué hacía con un Navarro en el auto y qué hacía con el auto de Juan José -su "amigo" en la red social Facebook- son algunas de las cosas que deberá responder ante el juez y la fiscal.

Hasta ahora, ningún móvil para el crimen surge de los testimonios.

Infobae

Comentá y expresate