A los 43 años, Florencia Peña es una mujer que rompe los esquemas y escapa a los cánones. Fue madre hace 7 meses, tiene un lomazo escultural y se anima a confesar, sin tabúes, sus creencias acerca del amor y la pareja, aunque sus ideas sean poco convencionales.

En el marco de una entrevista para la revista Gente, Flor Peñaconfesó que no cree en la monogamia: “Estoy convencida de que no ayuda a que las personas se elijan de un modo libre, auténtico. La cultura nos impone atacarla, lo que implica reprimir cualquier otro sentimiento o necesidad. Y como en todo orden de la vida, la prohibición nunca conduce a un buen lugar, la monogamia no debería ser un acuerdo social sino interno, de cada pareja”.

En tren de confesiones, Flor Peña asumió que alguna vez fue infiel: “Tal vez un ‘sentate, mirá, me pasa esto y es solo sexual’, abriría un análisis interesante de lo que pasa, se evitaría tanto dolor bilateral de la traición. Quienes fuimos infieles sabemos cuánto se padece”.

Respecto a la posibilidad de “una pareja abierta” con su futuro marido, Flor declaró: “Sé que en algún momento el poliamor, la pareja abierta o lo que fuese, será una opción para nosotros. Aunque yo estoy más cerca de incluir a alguien más a nuestra intimidad… ¡Soy demasiado controladora y tengo que verlo todo! Vamos de a poco, que recién aprendí a dominar los celos, eh”.

Flor Peña se casará el próximo 7 de diciembre con el padre de Felipe, su tercer hijo, el abogado Ramiro Ponce de León. La boda será un megaevento de 3 días en El Tolombón (Salta).

Fuente: El Trece

Comentá y expresate