Guillermo Barros Schelotto sabe que está ante uno de los partidos más trascendentales de la historia de Boca. No sólo por haber llegado a la final de la Copa Libertadores, objetivo primordial del Xeneize, sino porque además, será contra el eterno rival. El entrenador confía en quedar en la historia grande del club y ser ídolo absoluto. La diferencia la vamos a marcar ganando de local

En conferencia de prensa, y después de haber sido ovacionado por toda la cancha en el partido que ganaron ante Tigre, el Mellizo jugó fuerte y declaró muy confiado antes de la Superfinal contra River. "Vamos a prepararnos para ganar el partido y hacernos valer, la diferencia la vamos a marcar ganando de local", sostuvo sobre el partido de ida, que se jugará el próximo sábado en la Bombonera.

La consulta sobre quién es el favorito tampoco faltó y Guillermo fue muy claro. "Muchas veces, llega un equipo mejor que otro. Siempre había un favorito, pero en un Boca-River no lo hay", afirmó. Y agregó: "En una final de Libertadores, encima, hay una exigencia máxima. Después de tanto tiempo en el que se ha castigado el fútbol argentino, es un triunfo que hayamos llegado los dos".

Además, consultado sobre el fallo de la Conmebol, que rechazó un planteo de Gremio para jugar la final y sancionó a Marcelo Gallardo, Guillermo respondió que no puede opinar ya que no lo leyó.

"No leí el fallo, sé que River va a jugar la final. Salí de la cancha y vine para acá", afirmó en conferencia de prensa, luego de la goleada de Boca por 4 a 1 sobre Tigre por la Superliga.

El pedido de los hinchas

La Copa Libertadores es su obsesión. A una semana de la final de ida, Los hinchas de Boca le apuntaron con sus cantitos a River, y le pidieron a los jugadores el título.

Minutos antes del inicio del partido ante Tigre en la Bombonera, por la fecha 11 de la Superliga, los seguidores del Xeneize empezaron a cantar contra el Millonario, el otro finalista de la Copa.

Luego, otros estribillos apuntaron a los propios jugadores, con un pedido que retumbó en toda la cancha: "Jugadores, jugadores, no se lo decimos más, la Copa Libertadores de la Boca no se va", bajó desde los cuatro costados del estadio que el próximo sábado 10 de noviembre será la sede de la primera final.

Árbitro confirmado

Roberto Tobar será el encargado de arbitrar el duelo de ida de la final de la Copa Libertadores. El chileno, de 40 años e internacional FIFA, estará secundado por sus compatriotas Christian Schiemann, como asistente uno, y Claudio Ríos, como dos, en el partido que se disputará en la Bombonera el sábado 10 de noviembre desde las 16.

En tanto, el cuarto árbitro será el peruano Diego Haro, mientras que el trasandino Julio Bascuñán estará a cargo del VAR, el sistema de video arbitraje.

Roberto Tobar será el árbitro del primer partido.

El árbitro chileno dirigió dos veces a Boca en esta edición de la Libertadores, y ante el mismo rival: estuvo en la derrota 0-2 ante el Palmeiras como local, en al fase de grupos, y en la victoria 2-0 frente al mismo equipo en la semifinal de ida, también en la Bombonera.

Por su parte, al Millonario lo dirigió la misma cantidad de veces que al Xeneize. Ambas fueron como visitante, igual que el próximo el sábado 10. Y las dos veces fue con triunfo del Millonario: derrotó 2-1 al Emelec en la fase de grupos de la edición pasada del torneo continental, mientras que en la misma instancia pero de este año superó 1-0 a Independiente Santa Fe en Colombia.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate