En pocos días se viralizó en todo el mundo la foto de una mujer que parece estar desnuda en un supermercado, aunque en realidad todo es parte de una ilusión óptica.

“Estábamos tan preocupados por sus pantalones que no notamos a la nena de 175 meses en el changuito“, escribió el usuario que tomó la imagen que luego se difundiría por otro motivo.

Resulta que la mujer lleva una calza con un color muy similar al de su piel, por lo que recién al ver las botamangas se puede comprobar que realmente está vestida.

Embed

Comentá y expresate