Irene, madre de la expareja de Jorge Martínez, el único imputado por del femicidio de Fátima, contó detalles de la difícil situación que atravesó su familia durante aquella relación.

"Mucho maltrato hacia ella, a su hija y la familia. No la escuchaban en la Justicia, la mandamos a otra provincia y él la buscó. Esa relación duró cinco años, y dos años más siguió acosándola", expresó.

En diálogo con Canal Nueve Litoral, habló de las denuncias que realizó su hija y en ese sentido contó: "La última vez que ella fue por hostigamiento, cuota alimentaria y maltrato, le dijeron que si había una denuncia más sobre ellos le iban a quitar la nena. Entonces se retiró, la protegimos".

"Quiero que se haga Justicia por Fátima, mi hija gracias a Dios y la familia está viva", concluyó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate