En diálogo con Canal Nueve Litoral, el funcionario sostuvo que "siempre se ha trabajado y velado para evitar este tipo de inconvenientes" tanto desde la Dirección de Prevención y Seguridad Vial como desde la Jefatura Provincial de Policía.

"Ante problemáticas de este tipo o denuncias que hemos tenido, desde la Policía se optó por tener todos los puestos camineros bajo filmación y registro de audio. Las actas se desarrollan sobre este espectro y en reiteradas oportunidades estos elementos han sido usados para mostrar lo que realmente ocurrió en algún puesto caminero que haya sido denunciado o donde se haya cuestionado el accionar del personal policial", expresó Muller.

Ante una multa, dos opciones

"Una persona que es infraccionada en un puesto caminero tiene dos opciones. En primer lugar, una vez que se le labra el acta puede hacer un reconocimiento voluntario de la infracción que cometió. En ese caso recibe un descuento del 50%. Eso lo establece claramente la Ley Nacional de Tránsito en el artículo 85, no es una situación caprichosa de nuestra Policía", indicó.

"La segunda opción es que si la persona no está conforme o no quiere regularizarlo en el lugar, se le entrega el acta correspondiente y la abona luego en el banco o tiene la posibilidad de efectuar un descargo en el que manifiesta su disconformidad y explicar su postura", continuó Muller.

"En nuestra provincia, el decreto 281, recientemente emitido, ratifica las metodologías para abonar o regularizar un acta de infracción en un puesto caminero. Se puede pagar en dinero legal vigente, en efectivo, también en moneda extranjera, en cheque o a través del sistema de posnet. Esto está claramente establecido", añadió.

Comentá y expresate