En un resultado inesperado y alejado de todas las previsiones, la peronista nacida en Entre Ríos, Rosana Bertone (Unidad Fueguina), sufrió una aplastante derrota en la primera vuelta y perdió la gobernación de Tierra del Fuego a manos del intendente de Río Grande, el radical K, Gustavo Melella, del partido Forja.

El ex cura salesiano y dos veces intendente de la mayor ciudad fueguina se impuso esta madrugada con el 51% de los votos y marcó una abrupta ventaja frente a la mandataria provincial de más de 12 puntos.

Ambos candidatos proclamaron su apoyo a la fórmula presidencial del kirchnerismo, aunque sólo Bertone había sido respaldada de manera oficial por Alberto Fernández. Un apoyo que no había logrado obtener explícitamente por parte de la ex presidenta debido a las públicas críticas que la gobernadora nunca ahorró sobre la "la cuestión moral" y corrupción durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner.

El sorpresivo resultado irrumpió a contramano de la fortaleza electoral que vienen exhibiendo los oficialismos en todas las provincias y en el caso del distrito más austral del país supone la primera vez que un gobernador fueguino que busca su reelección pierde en primera vuelta.

Fuertemente enfrentada con su rival, Bertone mantuvo acusaciones cruzadas a lo largo de la campaña, coronadas por una impugnación judicial a última hora por las listas colectoras del partido Forja—escisión k del radicalismo, liderado por Gustavo López— sumadas a una denuncia por violación de la veda electoral cuando ya se había iniciado el escrutinio. Poco antes de las 2 de la madrugada la mandataria salió a reconocer su derrota vía Twitter. Prefirió no exponer su imagen en público y omitió felicitar a Melella.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

#ParoDeTransporte: ¿qué opinás de la medida de fuerza?

Es un reclamo justo
Deben reclamar sin afectar al usuario
La Justicia debe impedir los paros
ver resultados

Las Más Leídas