*Por María José QUINODOZ Contadora – Lic. en Economía. mariajose@mqestudiocontable.com.ar

Como todos los años, en esta fecha se lleva adelante el festival de descuentos online conocido como “CyberMonday”. Organizado por la Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE), nuevamente arrojo un resultado positivo en lo que respecta a los montos de facturación logrados por quienes participaron del mismo. Pero… ¿Qué podemos decir del comportamiento de los consumidores?

La rutina diaria de observar la cotización del dólar y de otras variables que son termómetro de la economía, esta semana fue reemplazada por el seguimiento de las ofertas online que aparecieron en virtud del CyberMonday. Fueron tres días donde las empresas hicieron utilizaron sus canales de e-commerce para repuntar las ventas. Es más, algunas extendieron las ofertas en lo que se conoce como CyberWeek.

¿Qué es el CyberMonday?

El CyberMonday es una iniciativa impulsada, desde el año 2012, por la CACE. Se trata de tres días de descuentos online disponibles en el sitio web www.cybermonday.com.ar, donde las empresas socias de CACE que participan del evento, ofrecen promociones y descuentos exclusivos en sus productos y servicios.

El objetivo fundamental que tiene este evento es que el comercio electrónico pueda seguir creciendo e incrementar la cantidad de consumidores online.

Las empresas festejaron nuevamente el rotundo éxito de este festival de descuentos organizado por la CACE: durante los tres días los montos de facturación logrados se ubicaron por encima de la inflación. El número es clave: en 72 horas el comercio electrónico argentino logró una facturación de casi $12 mil millones con descuentos de alrededor del 30%.

Si bien fue muy positiva la edición 2019, hay que rescatar algunas cuestiones que dan señales acerca del cambio de las conductas de compras de los consumidores. Por ejemplo, a diferencia de otras ediciones del CyberMonday, se destacaron las compras de productos alimenticios y de higiene personal y del hogar. Uno de los indicadores de esto fue la cantidad de paquetes de pañales vendidos por minuto –que superó los 300- y también la compra de bebidas con y sin alcohol.

En el caso de las compras de electrodomésticos, la clave fue la financiación que algunas tarjetas de crédito ofrecían sin interés. Aunque también se utilizaron las “cuotas fijas” para adquirir estos productos ante la expectativa de que puedan aumentar sus precios tanto por el efecto de la inflación como también ante una eventual subida del dólar.

Otro de los rubros que genera un gran resultado en estos días de descuentos son las compras relacionadas con el sector turismo. Este año, las operaciones rondaron en promedio los $43 mil y se notó un nuevo comportamiento relacionado con el cepo: las mayores adquisiciones fueron de paquetes completos, que incluyen aéreos, hoteles, traslados y seguro de viajero. Los destinos preferidos fueron Miami, Cancún, Roma, Madrid y también algunas playas brasileñas. Aquí también la financiación con tarjetas de crédito fue muy utilizada.

¿Qué perfil de consumidor se pudo delinear en esta edición del CyberMonday?

Tal como mencionáramos en líneas más arriba, hubo un cambio en los rubros más vendidos este año. Claramente, que el top ten de productos este liderado por alimentos, bebidas y por productos de higiene personal y del hogar nos da la pauta de que el consumidor ha dejado de realizar compras por impulso o suntuosas y se ha vuelto más racional.

Los vendedores también destacaron que en esta edición los consumidores además de buscar descuentos importantes, adquirieron productos de temporadas y/o ediciones anteriores que estaban más rebajadas aun.

Y obviamente, la gran mayoría de las compras fue realizada utilizando tarjetas de crédito y utilizando la financiación en cuotas.

¿Qué queda de esta edición del CyberMonday?

Desde el punto de vista de las empresas, para la próxima edición deberán continuar con las estrategias de descuentos y de financiación sin interés con las tarjetas de crédito, ya que según las estadísticas de la propia CACE, más del 30% de los compradores solo concretaba sus operaciones si existía financiación.

En el caso de los consumidores… ahora hay que hacer frente al pago de los consumos con tarjetas de créditos realizado en estos días. La clave para no echar a perder los descuentos obtenidos será hacer el pago completo del resumen de las tarjetas. ¿Por qué? Porque el interés de financiación esta por las nubes.

Comentá y expresate