De nada sirvieron las más de 40 fojas que Boca Juniors presentó ante la Conmebol para tratar de ganar los puntos de la fallida revancha de la Superfinal de la Copa Libertadores. El Tribunal de Disciplina del organismo no hizo lugar al reclamo del Xeneize y el campeón se definirá en la cancha del Real Madrid el domingo 9 de diciembre con ambas hinchadas.

Por otro lado, determinó que River deberá pagar una multa de 400 mil dólares por no garantizar la seguridad del equipo rival. Además, jugará sin público como local durante dos partidos internacionales a partir de 2019.

La referencia del fallo del Tribuna de Disciplina es la sanción a Flamengo en la final de la Copa Sudamericana del año pasado, cuando Independiente se consagró campeón. Antes del inicio del partido en Río de janeiro, el plantel del conjunto argentino fue víctima de un ataque similar al que padeció el Xeneizeen las cercanías del estadio Monumental.

Cuando el conjunto dirigido por Ariel Holan viajaba desde el hotel hacia el Maracaná para disputar el trascendental duelo, el micro fue atacado a pedradas fuera del anillo de seguridad. Ante la lluvia de objetos, la policía utilizó a gases lacrimógenos para dispersar a los hinchas del Fla, pero este ingresó también al micro y afectó a varios futbolistas del Rojo.

En esa ocasión el partido se disputó sin inconvenientes ni postergaciones y el 24 de enero la Conmebol emitió la sanción para el club brasileño: 300 mil dólares de multa y un castigo de dos fechas sin público para encuentros correspondientes a certámenes regidos por la Confederación sudamericana.

Más allá del fallo adverso, los dirigentes de Boca tienen la posibilidad de acudir a la Cámara de Apelaciones.

Funte: TN

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate