Un congreso organizado por la desplazada conducción del Partido Justicialista ( PJ ) nacional aprobó hoy la creación de una comisión de acción política, integrada por distintos sectores partidarios, para buscar "la unidad" de cara a las elecciones de 2019. Pero el encuentro, dominado casi absolutamente por el kirchnerismo, no contó representantes de los gobernadores referenciados en el peronismo federal.

El microestadio del club Ferro fue el epicentro del congreso que tuvo dos interpretaciones muy antagónicas, ya que para el peronismo bonaerense y afín al kirchnerismo fue "un puntapié importante para armar un nuevo espacio amplio con todos unidos", mientras que para algunos mandatarios peronistas "fue un congreso K".

En ese marco de división interna, todos los discursos bregaron por la unidad del peronismo pero contrastaron con los espacios vacíos que dejaron figuras de peso en la estructura partidaria, como los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) y el jefe de los senadores nacionales del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto.

El clima cordial y amistoso que reinó en el club ubicado en el barrio porteño de Caballito tuvo algunos sobresaltos en las primeras horas por el arribo de dirigentes que estaban alejados de la estructura partidaria, como el secretario de La Cámpora, Andrés Larroque, y el diputado provincial José Ottavis, entre otros exfuncionarios.

Luego de tres horas de demora para iniciar el congreso partidario, el órgano presidido por el gobernador formoseño Gildo Insfrán aprobó por una unanimidad la creación de la mesa de acción política, que estará conformada por el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, y el jefe de los diputados nacionales del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

También quedó integrada por los diputados Eduardo 'Wado' De Pedro, Cristina Alvárez Rodríguez, Silvina Frana, María Emilia Soria, Estela Neder y Fernando Espinoza; el titular del PJ pampeano, Rubén Marín, y del PJ tucumano, Beatriz Rojkés de Alperovich; y el exministro de Salud Ginés González García.

Tras el paso formal que intenta imitar la medida que implementó en 2016 el peronismo bonaerense, que ahora ha logrado una amplia unidad con el Frente Renovador de Sergio Massa y el espacio de Florencio Randazzo, en el congreso nacional, que se extendió durante casi tres horas, se resaltó la mística justicialista, se apeló a la unidad para volver al gobierno en 2019 y hubo duras criticas a la administración de Mauricio Macri.

Los encargados de cerrar el encuentro partidario fueron los diputados Felipe Solá (Frente Renovador) y Agustín Rossi (FpV), quienes estuvieron siempre juntos caminando por el predio de Ferro, donde el legislador del Parlasur Eduardo Valdéz fue uno de los que se animó a especular a viva voz que esa "sería una buena fórmula presidencial".

Fiel a su estilo, Rossi fue quien más levantó el ánimo de los congresales al señalar que el encuentro partidario "es muy valioso para cumplir el sueño de la mayoría de los argentinos: que el 10 de diciembre de 2019 deje de gobernar Mauricio Macri".

Ante más de 600 congresales, Solá sostuvo que el peronismo "no va a dejar que atropellen al pueblo con una tremenda insensibilidad. El peronismo debe organizarse y estar en la protesta junto al pueblo que sufre y también en la propuesta para 2019". Casi a los gritos, concluyó: "Debemos ir a buscar a todos porque al peronismo no le sobra nadie".

Al comienzo de la reunión, el diputado nacional y desplazado de la conducción del PJ, José Luis Gioja, indicó que la comisión tendrá como finalidad "lograr la unidad del peronismo para, todos juntos, terminar en el 2019 con el martirio al que nos somete el Gobierno".

Al encuentro, que contó con el respaldo mayoritario de los intendentes bonaerenses, asistieron también los gobernadores Alicia Kirchner (Santa Cruz), Rodríguez Saá (San Luis) y el vicemandatario de Santiago del Estero, José Neder; los senadores José Mayans, Marina Riofrio, María Ines Pilati Vergara y Guillermo Snopek; y sindicalistas como Antonio Caló (UOM), Víctor Santa María (Suterh) y Ricardo Pignaneli (Smata), según informaron desde la organización.

En una mañana fría, varios dirigentes peronistas que estuvieron distanciados del kirchnerismo también dijeron presente, como Facundo Moyano -massista- y el dirigente de Movimiento Evita -randazzista-, Fernando "Chino" Navarro, entre otros.

Al finalizar el congreso, cada sector realizó evaluaciones positivas en cuanto al hecho de que el mismo se haya podido realizar, pero a la hora de demostrar avances en la unidad la mayoría repite que "todavía falta mucho".

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Conflicto con el transporte: ¿qué es lo que más te preocupa?

La suba del boleto
Los horarios y frecuencias
Los recorridos
El estado de los colectivos
Tener que viajar amontonados
ver resultados

Las Más Leídas