En medio de la dura interna del Frente de Todos, la Confederación General del Trabajo (CGT) tomó distancia de la Casa Rosada: esta tarde, en una agitada reunión de su mesa chica, los sindicalistas decidieron suspender el acto que se iba a realizar este viernes en la sede cegetista con la presencia de Alberto Fernández, molestos porque la convocatoria la hizo el Gobierno.

“No nos pueden invitar a nuestra propia casa. Y menos cuando no dan respuesta a todos nuestros reclamos”, dijo a Infobae un dirigente que participó del áspero debate realizado en la sede de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

Por eso uno de los directivos de la central obrera llamó a un funcionario para explicarle, con una “excusa decorosa”, que el acto del viernes para conmemorar la muerte de Juan Domingo Perón no iba a poder realizarse en el edificio de Azopardo 802. “Hay muchos dirigentes que organizaron sus propios actos para ese día”, fue el argumento central para decir que “no”.

En el encuentro, uno de los gremialistas planteó directamente un paro general de la CGT para protestar contra la inflación y el aumento de precios, aunque tiene más consenso la idea ya conversada de impulsar una movilización callejera, probablemente en agosto, para darle tiempo al Presidente a que “cumpla las promesas y tome las medidas para encarrilar la economía”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.1% Si, estoy de acuerdo
47.9% No estoy de acuerdo
Total 4797 votos

Las Más Leídas