En medio del polémico cierre de exportaciones de carne vacuna dispuesto por el Gobierno, en mayo pasado el precio de este producto aumentó, en promedio, un 6,1%, según un relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva).

El Ipcva tomó datos de 80 carnicerías de Capital Federal y el Gran Buenos Aires, relevadas telefónicamente. En tanto, el seguimiento de los precios en supermercados se hizo en 40 puntos de venta relevados de forma presencial. De acuerdo al trabajo, desde mayo de 2020 la suba acumulada del promedio de los cortes alcanza el 76,2%.

El Gobierno anunció el cierre de exportaciones de carne vacuna el 17 de mayo último. En tanto, lo formalizó el 20. Dejó afuera de la restricción las cuotas como la Hilton y 481, de carne a Europa, y la de Estados Unidos. Por estos días, le sigue pidiendo a la industria exportadora un plan para eventualmente levantar ese cepo. La industria exportadora sola ya ofreció al Gobierno colocar 10.000 toneladas a precios reducidos en el mercado local. Sin embargo, no hay avances en la negociación con las autoridades.

Por punto de venta, la carne subió más en las carnicerías que en los supermercados relevados.

“El precio de la carne vacuna en las 80 carnicerías exhibió precios que mostraron alzas significativas, del +6,3%, con respecto al mes anterior, y que exhibieron un alza del +74% con respecto a mayo de 2020. Por otro lado, en los 40 supermercados, el precio promedio de la carne vacuna mostró subas significativas, con una variación del +5,6% con respecto al mes anterior y exhibió un incremento del +86,5% con respecto a mayo de 2020”, apuntó el informe.

Cuando se ve lo ocurrido por producto, algunos con menor valor comercial fueron los que más se encarecieron. Así, osobuco trepó un 9,9% y alcanzó los $407,86 el kilo y la picada común lo hizo un 8,7% para alcanzar los 389,40 pesos el kilo. Después, entre los productos más masivos, el asado de tira subió un 5,5%, a 671,40 pesos el kilo. Si se compara con un año atrás, el asado se incrementó un 92,6%. La cuadrada, en tanto, aumentó un 5,6% en mayo último para ubicarse en 726,31 pesos el kilo. El vacío subió un 4,5% y marcó un precio de $766,27.

Según el Ipcva, el valor promedio de los distintos cortes relevados de mayo pasado fue de $668,33, lo que da el incremento mensual de 6,1%.

Diferencias

Así como hubo diferencias de precios entre carnicerías y supermercados, también las hubo al considerar los puntos de venta por segmento socioeconómico. Sobre esto, el Ipcva precisó: “Los precios de la carne vacuna tuvieron incrementos significativos, del (+6,7%), en mayo de 2021, con respecto a abril, en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto. En los puntos de venta que atienden al nivel socioeconómico medio, los precios mostraron alzas significativas, que resultaron del (+5,8%); mientras que en aquellos que atienden al nivel socioeconómico bajo los precios mostraron alzas también significativas, que resultaron de un (+6,3%)”.

Con respecto a las carnes alternativas, de acuerdo al relevamiento del Ipcva el pollo y el cerdo, si bien aumentaron, lo hicieron menos que la carne vacuna.

“El precio del pollo fresco mostró precios con alzas moderadas, con una variación del (+1,7%) en el mes de mayo de 2021 con respecto a abril. Por su parte, el precio del pechito de cerdo mostró precios con subas moderadas en el mismo periodo, avanzando un (+3,8%) con relación al mes anterior. Con respecto a los valores de mayo de 2020, el pollo incrementó su precio en un (+58,8%) y el cerdo un (+67,0%)”, detalló el Ipcva.

Fuente: La Nación

Comentá y expresate