Federico Feltes, titular de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina -Uolra- de Entre Ríos, sostuvo que la actividad está siendo duramente golpeada por la recesión económica y la caída marcada de la construcción.

"Hoy la situación es muy difícil, porque la actividad de la construcción ha caído estrepitosamente. Y nosotros dependemos de ella, tanto en lo público como en lo privado" indicó Feltes en contacto con el Nueve.

Las declaraciones del dirigente tuvieron lugar en el marco de los festejos por el Día Nacional del Ladrillero, que se celebra cada 21 de agosto, pero que este año los encontró en esa fecha movilizándose y pidiendo reivindicaciones: "Tenemos propuestas para mejorar la actividad y darle un carácter de política pública que es necesario para los trabajadores de la economía popular. Necesitamos que el Estado esté presente".

En la actualidad unos 2500 trabajadores de la economía popular están relacionados con la ladrillería, de los cuales unos 700 están afiliados. La mayoría de ellos, hombres y mujeres, han aprendido el oficio gracias a toda una vida vinculada a la actividad: "Han aprendido el oficio y que han adquirido la artesanía del ladrillo".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate