A la triste noticia de la muerte de la actriz oriunda de Gualeguay Beatriz Bonnet le siguió otra muy desoladora. Nadie estuvo presente en el cementerio de la Chacarita para darle un último adiós, dedicarle un aplauso o dejarle una flor en el Panteón de Actores, donde sus restos ya descansan luego de años de padecer Alzheimer.

Fueron años los que la actriz pasó internada en un geriátrico, en la más pura soledad y abandono. Ni parientes o amigos, ni uno solo de sus colegas, tampoco las últimas personas que cuidaron de ella. Nadie. Solo un móvil de televisión, el fotógrafo de un medio y algún que otro curioso que estaba en el cementerio se acercaron para ver ingresar el cajón.

Conmovido como tantos otros con la escena, Ricardo Darín se expresó en su cuenta de Twitter, disculpándose y agradeciéndole a la actriz que a tantas generaciones de argentinos hizo reír con su histrionismo.

Embed

"Perdón, Beatriz Bonnet, ¡no saben lo que hacen! Gracias por tu contagiosa alegría y tu compañerismo", escribió el actor en la red social del pajarito. "¿No saben o no sabemos?", le respondió un usuario. "No sabemos", se hizo cargo Ricardo Darín.

Su mensaje fue respondido por infinidad de personas que se indignaron por el bochornoso faltazo y recordaron a la querida artista. También alguno responsabilizó por lo sucedido a Alejandra Darín, su hermana, al ser presidenta de la Asociación Argentina de Actores.

Embed

Otra colega de Bonnet que también se excusó por su ausencia fue Carmen Barbieri. Desde Mar del Plata, donde actúa en la obra Veinte millones, la cómica explicó en Intrusos que hubiera ido al entierro de no estar en plena temporada, al igual que la mayoría de las actrices que trabajaron con ella, como Nora Cárpena, Marta González y Georgina Barbarossa, todas actualmente con compromisos laborales en la Feliz o en Villa Carlos Paz, lejos de Buenos Aires. "Me siento mal por ver la soledad de su cajón y nadie alrededor", señaló Barbieri, publica TN.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate