Una pequeña vivienda asentada en la Margen Sur de la ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego, en la calle Monte Independencia Nro 113 del barrio El Mirador, fue escenario de un hecho de sangre que causó gran conmoción entre los vecinos, por la saña con la que procedió el, la o los autores del crimen de la entrerriana.

Las pericias

El examen post mortem del cadáver de Gladys Beatriz Moledo, oriunda de Concordia, determinó que su deceso devino a consecuencia de nueve cuchilladas que le interesaron zonas vitales, como las venas y arterias del cuello, corazón y pulmón. Su cuerpo también presenta marcas producidas presumiblemente por golpes de puño, como rastros de lo que pudo haber sido una feroz paliza.

El niño, en tanto, no sufrió lesiones físicas de ningún tipo aunque sí un trauma inconmensurable que en principio lo dejó mudo y en estado de shock.

De la vivienda no se observaron faltantes, descartándose que quien cometió tamaña salvajada haya sido un ladrón desconocido de la víctima. Los investigadores creen que a Gladys la mató una o más personas que forman parte de su círculo familiar directo.

Al entrar la presente edición en máquinas, el juez César Hernández había dispuesto allanamientos en domicilios de las calles Ardiles, Bonpland y Paso de los Libres, en algunos de los cuales se secuestraron ropas ensangrentadas, teléfonos celulares rotos recientemente, entre otros elementos de interés para la causa.

El hecho

Alrededor de media hora después de iniciado el martes, el esposo de la víctima regresó de su trabajo en una fábrica local y encontró a Gladys Beatriz Moledo, literalmente destrozada con un elemento cortopunzante. En una de las habitaciones se encontraba su nieto, de dos años de vida, shockeado y sin voz de tanto llorar, situación en la que estuvo por un espacio de tiempo todavía no precisado. Se estima que el pequeño presenció una fuerte discusión y la golpiza y acuchillamiento de su abuela, por parte de personas que pertenecen al entorno familiar.

Para acceder al interior de la vivienda, el hombre habría tenido que forzar la puerta, dado que la misma estaba cerrada con llave.

Al llegar personal policial de la Comisaría 4ta se inició una investigación intensiva que enseguida comenzó a producir medidas, como la detención de la hijastra de Moledo, una joven de 18 años de edad, adicta a las drogas y madre del menor que se encontraba en guarda de la víctima. Las dos mujeres solían protagonizar graves enfrentamientos debido a que la joven se negaba a que su hijo fuera criado por Beatriz, a la que la Justicia le había confiado el menor dada la incapacidad de su madre biológica. Algunos vecinos comentaron que en el último tiempo la relación se había tornado aún más difícil al enterarse la joven que Moledo y su pareja iban a obtener la guarda definitiva del pequeño.

Esta mujer y su novio fueron inmediatamente investigados y en el caso de la chica, detenida preventivamente mientras el juez Daniel César Hernández libraba órdenes de allanamiento para distintos domicilios riograndenses.

Fuente: Diario Prensa

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas