Ismael Montero continúa recuperándose. El joven de San Benito fue atropellado y abandonado en la zona del Acceso Norte de Paraná en julio. Estuvo internado, en grave estado, pero logró sobreponerse y hoy encara una rehabilitación haciendo lo que más ama: ser boy scout.

Más de dos meses después de haber sufrido el tremendo suceso, Ismael salió de su casa y volvió al grupo scout. "En general en la vida ayuda, porque se inculcan valores como la amistad y el perdón, que se enseñan acá. Me sentí muy acompañado" indicó el joven al Nueve.

Mirá la nota completa.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate