Tras su segundo trasplante bipulmonar realizado el sábado, Kimey Rivero evoluciona favorablemente en la Fundación Favaloro de Capital Federal. Anoche a las 23.20 se cumplieron las 72 horas críticas que todo paciente debe superar tras una cirugía compleja de estas carcterísticas.

La joven de 22 años de Santa Elena "está tanquila pero cansada", dijo su mamá, Paola Aguirre. En diálogo con AHORA, la mujer contó que "la evolución es mucho más buena de lo esperado". "Ella estaba muy complicada, tiene el tumor cerebral también", recordó.

En cuanto a su situación actual, la mamá informó que a Kimey "le retiraron el ECMO -pulmón artificial- y la desentubaron" aunque "sigue con respirador, VNI -ayuda mecánica para poder respirar-, seis drenajes y le siguen haciendo plasmaféresis -limpieza de la sangre-".

"Ella está despierta y consciente de todo, se espera que comiencen a funcionar los pulmones muy pronto, si Dios quiere", concluyó Paola.

HISTORIA DE LUCHA

Kimey Rivero fue trasplantada de ambos pulmones por primera vez hace un año y 11 meses, también en la Fundación Favaloro. A mediados de 2019, su organismo comenzó a manifestar un rechazo crónico de los órganos, por lo que su situación fue empeorando día a día, hasta que volvió a ingresar en Emergencia Nacional en octubre y luego de tres meses de espera, estando en terapia intensiva, llegó el ángel donante que abrió la esperanza de su segundo milagro.

Comentá y expresate