En 2018 tras solo dos días en lista de espera recibió su primer trasplante bipulmonar. "Estuve un año y medio con esos pulmones que me ayudaron muchísimo a seguir, pero luegoempezó el rechazo y entré de nuevo en emergencia nacional en 2019. Estuve tres meses y 10 días internada, esperando hasta que llegó esta segunda oportunidad", relató en diálogo con el Nueve.

A principios de 2020 recibió su segundo trasplante y 18 días después ya recibió el alta. "Durante los primeros seis meses hay que cuidarse mucho. Empecé con la rehabilitación, con kinesiología: por el tiempo de espera perdí fuerza en brazos y piernas y además se tienen que ir expandiendo los pulmones, porque por ahora me canso cuando camino y hablo rápido", contó Kimey.

"Doy muchas gracias a la familia tanto del primer como del segundo donante. La familia tuvo la fuerza, el amor y la empatía de pensar en alguien más para que ese alguien pueda seguir viviendo", sostuvo.

"Tuve la oportunidad de conocer a la mamá de mi primer donante. Me dijo algo que me quedó grabado: 'Lo difícil no es donar, sino despegarse del ser querido. Pero es lindo saber que sigue viviendo una parte de él en otras personas'. Y me dijo que en mi sonrisa lo vio a él y quedó tranquila", agregó.

"Sigan donando, más que nada hay que reforzar la donación pediátrica. Sabemos que es difícil para las dos partes, tanto para el que espera como para el que tiene que tomar la decisión", concluyó la joven.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas