El Gabinete Económico del Gobierno analiza pagar un bono para jubilados en el mes de abril en un intento por paliar el efecto en el poder adquisitivo de los beneficiarios que generó la aceleración de la inflación en febrero y marzo. Ayer, en una reunión, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la titular de la Anses, Fernanda Raverta, discutieron el tema según fuentes oficiales.

La inflación superó a las estimaciones más pesimistas en febrero al marcar 4,7% frente a una expectativa que rondaba el 4%. El dato de marzo, mientras tanto, se teme que pueda ser aún peor por el golpe de la guerra en Ucrania en los precios internacionales de las materias primas, en particular energéticas, el aumento de combustibles que se decidió durante el período y la dinámica ya de por sí acelerada a la que camina el nivel general de precios en la Argentina.

Con ese golpe al bolsillo en mente es que el presidente Alberto Fernández anunció poco antes de que se oficializara el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de febrero el lanzamiento de su “guerra contra la inflación” que hasta ahora se enfoca en acuerdos y controles de precios, además de un fideicomiso que busca subsidiar el precio de la harina en el mercado interno mediante el uso de parte de las ganancias resultantes de las exportaciones de trigo.

“Debido al recrudecimiento del aumento del nivel de precios en el mes de marzo que tuvo un fuerte impacto sobre todo en los consumos de primera necesidad y alimentos, se está estudiando la posibilidad de implementar un bono que refuerce los ingresos particularmente en las jubilaciones y pensiones más bajas”, admitió una fuente oficial.

“Es posible que en el mes de abril se anuncie un bono para los haberes más bajos, que son cerca de 5 millones de personas”, agregó.

El bono en consideración tiene varios puntos sin definir. En principio, sería anunciado en abril para pagarlo ese mismo mes. Pero una vez diseñado el refuerzo todo eso puede variar. Tampoco está definido el monto. Desde los despachos oficiales trascendió la cifra de $8.000, la misma cifra que en diciembre pasado, y que se aplicaría íntegra a los que cobran la mínima y en montos descendentes a los que cobran hasta cierto monto, como se ha hecho en ocasiones anteriores.

La respuesta del Gobierno por el lado de los ingresos muestra que los números de inflación muy por encima de lo esperado calaron hondo en las prioridades oficiales. Pero, a pesar de la escalada de precios, sostienen que los bonos se aplican cada vez que es necesario garantizar que los haberes más bajos le ganen a los precios.

Con los aumentos de 2021, explican, los aumentos acumularon un 52,7% y de esa manera estuvieron por encima de la inflación del año. Además, comentan, el primer aumento trimestral del 12,8% también aventaja a la muy importante inflación acumulada en lo que va del año.

Fuente: Infobae

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.11% Si, estoy de acuerdo
47.89% No estoy de acuerdo
Total 950 votos

Las Más Leídas