La Policía de Hernandarias inició actuaciones por el supuesto delito de abigeato, en perjuicio de un vecino de calle Córdoba al 500 de esa localidad. Desconocidos le habían sustraído un animal ovino de su propiedad, el cual se encontraba en el corral que posee en la parte trasera de su vivienda.

Prontamente se dieron curso las averiguaciones de rigor, llegando la dependencia a establecer la participación de un grupo de jóvenes, residentes en esa misma ciudad, quienes habrían perpetrado el ilícito durante la madrugada, para después repartirse las partes del animal faenado.

El padre de uno de los imputados entregó partes del cordero buscado, y a raíz de datos aportados posteriormente por otros ciudadanos, se localizó el resto del animal faenado en forma clandestina. Los cortes incautados fueron examinados por el médico veterinario, quien determinó que ya no estaban aptos para el consumo humano, procediendo a su desnaturalización, según publicó FM Estación Plus Crespo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate