Gao Guangli, un joven de 29 años con residencia en la provincia de Shandong, China, nació con parálisis cerebral, una afección permanente que causa trastornos del movimiento.

papel.jpg

A pesar de que el resto de su cuerpo no puede moverse, Gao puede usar su boca y su lengua para crear grullas de origami.

El chico utiliza sus habilidades para crear artesanías que puede vender por Internet, y usa sus ingresos para ayudar a su madre a comprar ropa. “En esta vida, nunca podré pagarle a mi mamá”, dijo Gao al Canal Cultural de Shandong. “Así que haré lo mejor que pueda, eso es todo”.

Embed

Wang Guizhen, su mamá, lo ayuda con sus rutinas diarias. Ayuda a su hijo a acostarse y levantarse de la cama todos los días, lo que que para ella reviste un gran desafío.

“Es difícil levantarlo, tengo que usar toda mi fuerza para hacerlo”, dijo Wang. “A veces se queda atascado en su silla. Tienes que ayudarlo porque todo su cuerpo no puede moverse, excepto su boca” agregó la mujer.

Los esfuerzos emprendedores del pibe también tienen un impacto financiero. Su progenitora dijo que toda la ropa que posee fue comprada con las ganancias del muchacho.

“Cuando quiero comprar ropa, todo el dinero viene de él. Compró todo lo que me pongo”, reveló la orgullosa madre. “No puede moverse, pero aún así puede comprarme ropa. Nunca pensé que esto fuera posible”.

papel 1.jpg

Comentá y expresate