Mailén Novoa y Rodrigo Ipperi son una pareja de Gualeguaychú que fueron salvados de la muerte por su perro, un labrador negro llamado José Ignacio. El 15 de julio, la mascota los despertó de madrugada para alertarlos de una enorme fuga de gas en la casa.

No solo salvó la vida de sus dueños, sino también de Amanda, la nueva integrante de la familia, que llegó al mundo pocas horas después, ya que Mailén estaba en fecha de parto.

En diálogo con el Nueve, contaron detalles de la increíble historia y explicaron por qué decidieron ponerle ese nombre a su mascota.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate