"Todavía falta mucho", aseveró el entrenador tras valorar el trabajo en equipo y los tres puntos obtenidos este viernes en Paraná.

En referencia a la mala racha de siete partidos consecutivos sin ganar, Delfino reconoció que se sentía en "deuda", hasta que llegó el alivio, aunque todavía no alcanza.

"Necesitábamos sacarnos esta pesada mochila. Más que angustia, era un sentimiento de deuda por lo que significa el club para mí y por la gente que me trajo", aseguró. "La peleo todos los días; los protagonistas son los jugadores y dependemos de ellos", dijo.

"Todavía falta mucho. Hay que seguir peleándola partido a partido", concluyó sobre el devenir del campeonato.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate