Italia superó este jueves los 219.000 casos de coronavirus y marcó un nuevo récord desde el inicio de la pandemia, informó el Ministerio de Salud. A la vez, el gobierno sancionó por decreto este miércoles la obligatoriedad de la vacunación para los mayores de 50 años.

Según datos oficiales, este jueves se registraron 219.441 contagios, lo que representa un aumento importante respecto de los 189.109 informados el miércoles. En las últimas 24 horas murieron además 198 personas, que elevan el total de víctimas a 138.474 desde el inicio de la pandemia.

En este complejo contexto, el gobierno italiano decidió ayer establecer la vacunación obligatoria para todas las personas que tengan más de 50 años para buscar frenar el avance de la variante Ómicron.

Para "proteger la salud pública y mantener condiciones de seguridad adecuadas en la prestación de servicios de atención y asistencia", y tras tres horas de reunión de gabinete, el premier Mario Draghi decretó la vacuna obligatoria a todos los residentes en Italia que hayan cumplido 50 años.

El decreto dispone la obligación hasta el 15 de junio, pero los casos de “peligro comprobado para la salud”, certificado por el médico de cabecera o por el vacunador, están exentos.

Según la norma que reprodujo La Capital, las personas de esa edad deberán exhibir un "pase verde reforzado" (apodado "super green pass") para ir a trabajar, lo que en la práctica supone la obligatoriedad de vacunación completa, o presentar un certificado de recuperación de la enfermedad. Los que se hayan recuperado de Covid deberán vacunarse a los 6 meses. El decreto, sin embargo, no prevé sanciones, por lo que habrá que ver cómo se impondrá la obligación, más allá del impedimento de no poder trabajar o comprar algo en un comercio, por ejemplo.

El pase "verde reforzado o superverde" implica tener además de la vacunación un hisopado negativo. Esta medida se aplica tanto al sector privado como al público.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate