Las imágenes del antes y el después de esta perrita rescatada del maltrato animal en Paraná conmueven a todos a través de las redes sociales.

Se llama Lulú y hoy es una perra totalmente renovada, dos meses después de que Estefanía Gioria la salvara. Es una Pitbull Stanford que la joven rescató de un criadero, en la zona del Barrio Médico 2 de la capital entrerriana.

Aquel 21 de diciembre de 2018, cuando la encontró, su estado era completamente deplorable: no tenía pelo por la sarna, estaba tan flaca que no tenía fuerzas para ponerse en pie, tenía gusanos e incluso no lograban distinguir de qué raza era, publicó la página animalista Pata Pata.

Pero el amor y el cuidado que recibió pudieron más: hoy es una perra completamente feliz, que fue adoptada por su rescatista Estefanía y su mamá. En su nuevo hogar recibe el cariño que no conoció antes y además ¡se lleva muy bien con sus hermanos perrunos!

Mirá el cambio que atravesó Lulú:

Embed
Embed

Comentá y expresate