Mauricio Macri brindó su discurso ante el Congreso por la apertura del Año Legislativo. El mandatario hizo un repaso por los lineamientos y logros de su gobierno durante los dos primeros años de gestión y destacó cuáles son las prioridades y objetivos marcados para 2018.

Antes de comenzar, el presidente envió un mensaje por la desaparición del submarino: "Quiero homenajear a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. Entregaron su vida cumpliendo su deber. Todos los argentinos estamos unidos en este reconocimiento", manifestó y los legisladores se unieron en un aplauso uniforme de pie.

Macri empezó agradeciendo a los dirigentes políticos y a los ciudadanos. "Esta vez quiero iniciar diciendo gracias a todos los argentinos, a los que están en este recinto y a los que están afuera. Gracias por marcar el camino y elegir la verdad aunque a veces incomode. Por entender que las cosas llevan tiempo y que no hay atajos ni ventajas. Gracias por comprometerse por el diálogo", aseveró.

"Queremos un estado al servicio de la gente y un Estado al servicio de la gente es un Estado transparente, que muestra cómo gasta su plata. Los funcionarios nos pusimos límites como nunca antes, para demostrar que no estamos acá para beneficiarnos", afirmó.

Entre sus prioridades, remarcó "combatir la pobreza", para "que ningún argentino pase hambre". "No vine a hacer lo que me conviene a mí o a mi gobierno, estoy acá porque quiero que cada uno sienta que su vida mejora", agregó. Asimismo, sostuvo: "Después de décadas, la inflación está bajando. Queremos que nunca más sea un instrumento de la política como lo ha sido durante más de 70 años. Castiga a la mayoría".

Por otro lado, el presidente reflexionó sobre la disparidad de pago de haberes que existe en la Argentina, discriminada según el género. "No podemos permitir que una mujer gane menos que un hombre, no es justo. Según el Indec, la diferencia llega al 30%", detalló.

A la vez, se refirió un proyecto de ley que enviará este año al Congreso. "Tampoco hay razón para que los padres compartamos solamente 2 días el nacimiento de nuestros hijos. Vamos a presentar un proyecto de ley para extender la licencia por paternidad", adelantó el mandatario, acerca de una posibilidad que se discutió durante el año pasado.

Hubo tiempo para enfatizar sobre la grave situación de víctimas fatales en siniestros viales. "Hubo 5 mil argentinos que no tenían que morir, es una tragedia", lamentó Macri. Al respecto, anunció la introducción de "fuertes penas para quienes pongan en riesgo la vida de los demás por manejar alcoholizados o bajo el efecto de drogas".

El aborto también estuvo entre los temas principales. "7 de cada 10 embarazos no son intencionales. Una vez más el punto de partida es la educación. Hace 35 años venimos postergando un debate sensible: el aborto. Estoy a favor de la vida pero también de un debate maduro y responsable. Vemos con agrado que el Congreso tenga el tema en su agenda este año. Espero que se escuchen todas las voces y se tomen en cuenta todas las posturas", aseveró.

Por otro lado, Macri destacó que "la seguridad y la lucha contra el narcotráfico son dos de las demandas más grandes de los argentinos". "No creemos que haya que caer en la mano dura ni en el abolicionismo", aseveró, al tiempo que remarcó la necesidad de reformar el Código Penal, al que calificó como "viejo, desordenado y emparchado mil veces".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate