Detuvieron a un joven en el marco de una investigación por estafas a cotillones y servicios de lunch de Paraná. La Policía realizó un operativo y logró evitar un posible nuevo hecho.

Según se informó a AHORA, se está investigando una nueva modalidad de estafa en la ciudad: "Estafadores alquilan enseres y elementos para fiestas dando identidad apócrifa y, finalizado el plazo, no los devuelven", indicaron desde la División Robos y Hurtos.

Por ese motivo, desde la fuerza habían alertado a los propietarios y empresarios de la existencia de esta estafa. Por tanto, uno de los comerciantes decidió dar aviso a la Policía ante un caso sospechoso.

Embed

La detención

Los policías, vestidos de civil, montaron un operativo de vigilancia en el lugar y observaron que el sospechoso se presentaba como Cristian Jesús Aronica, aunque luego se pudo establecer que ese no era su nombre.

El sospechoso dijo que "tenía que llevar las cosas hasta Bajada Grande, a un salón de fiestas que se encuentra dos cuadras antes de la aceitera por calle Avenida Laramendi", precisaron desde la Policía, pero aclararon que no existe ningún salón en la zona.

Asimismo, se constató que afuera esperaba un servicio de flete, cuyo propietario dijo haber sido contactado por el sospechoso en el transcurso de la mañana, para trasladar elementos desde Avenida Ramírez a 25 de Mayo y Echagüe.

Debido a los indicios recabados, la Justicia dispuso la detención del joven de 25 años por el supuesto delito de "Estafa en Flagrancia". También se secuestró el teléfono celular y el dinero en efectivo ($5.000), que había entregado como parte de pago en el cotillón.

El celular es marca Motorola, modelo Moto E 5 Play, de color dorado, con batería colocada modelo JE30, tarjeta de memoria marca Kingston de 16 Gb, agregaron desde la Policía, e investigan su procedencia.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate