La Justicia de Córdoba investiga la muerte de un muchacho de 20 años en una fiesta electrónica ilegal. La causa del deceso sería intoxicación con éxtasis. El joven fue trasladado cerca de las 5 de madrugada por un auto particular al Hospital Florencio Díaz, donde finalmente murió.

Los testimonios coinciden en que Samir Andrés Velázquez habría consumido al menos una pastilla de éxtasis en la fiesta que se realizó en una casa en el sur de la ciudad, en Camino 60 Cuadras. El fiscal Pedro Caballero y la Fuerza Policial Antinarcotráfico esperan los resultados de las pericias y de la autopsia.

La fiesta, igual que otras, fue convocada por WhatsApp; en los últimos cinco años -si la causa de esta muerta se confirma- suman cuatro las víctimas por el consumo de drogas sintéticas en reuniones de rave.

El padre del joven habló con Cadena 3 y dijo: "Queremos que esto no quede en la nada, queremos llegar al fondo de esto. Sabía que él consumía, teníamos una relación muy cercana. No era un chico que estaba todos los días consumiendo, pero estas fiestas electrónicas no duran hasta las 5 de la mañana, sino hasta las 4 de la tarde del otro día".

Confirmó que, tal como se sospecha, "hay un montón de estas fiestas que se hacen" de manera clandestina, en casas quintas, en las afueras de la ciudad. Velázquez primero fue a una, pero la Policía la había suspendido; se fue a otra, donde se quedó.

"Había una supuesta ambulancia que no era ambulancia, era una Fiorino y lo llevaron ahí en la caja, lo dejan en el hospital y se dieron a la fuga de la Policía y de mis hermanos que estaban cerca. Al menos, pudieron sacar una patente o algo", dijo el padre y agregó que a su hijo "nadie lo amenazó a hacer algo, lo hizo por su propia voluntad, a lo mejor pensó que tomaba algo como lo hacía de costumbre pero hay que investigar qué le vendieron, él lo hizo como una vez más".

La última muerte que salió a luz fue la de Pablo Daniel Rielo, un personal trainer rosarino de 35 años, quien falleció después de consumir éxtasis en una fiesta electrónica en un complejo; estaba autorizada. Salió a la calle, caminaba con dificultad; una mujer lo asistió pero falleció.

Hace días se elevó a juicio otra causa, por la que murió Tania Abrile en el marco de un show en un estadio en 2016. El caso anterior es de 2014, en una fiesta ilegal en el Valle de Punilla, publicó La Nación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate