Un niño de apenas 2 años y 8 meses ingresó al hospital San José de Federación con aparentes signos de violación, fue llevado por su propia madre quien tenía una fuerte sospecha de que el menor había sufrido un ataque de índole sexual.

Esto provocó una denuncia, como estipula el protocolo y el inmediato trabajo de diligencias judiciales, generando la presencia en el hospital de la fiscal Josefina Penon, de personal del CIAF y de incluso un médico forense para constatar las posibles lesiones físicas que pueda llegar a tener el menor.

El hecho está en materia de investigación para conocer las responsabilidades penales del caso y para trabajar en pos de salvaguardar la vida e integridad de la víctima y de su familia.

Fuente: FM Omega

Comentá y expresate