Dos efectivos de la Policía de Concordia están siendo investigados, luego de un confuso episodio ocurrido el último domingo.

Acorde a lo informado por la propia Policía, tres agentes divisaron alrededor a la madrugada a un delincuente dentro de una quiniela, en calle Ramírez. El malhechor, al verlos, se fugó, dejando adentro una barreta y un celular. Uno de los efectivos se quedó custodiando el lugar, mientras que los otros dos lo comenzaron a perseguir de manera peatonal.

Siempre acorde a lo relatado por uno de los policías, en medio de la persecución, se procedió a disparar de manera preventiva al suelo, hecho que no interrumpió la fuga del ladrón. Pocas cuadras después uno de los agentes logró interceptarlo y comenzó una lucha en el suelo con el malhechor, que fue ayudado por vecinos de la zona a escapar.

Horas después se supo que el fugado, de 31 años, fue ingresado al hospital Masvernat, con una posible herida de arma de fuego en un dedo anular de la mano izquierda, que presentaba fractura de la tercera falange.

Por tal motivo el sospechoso fue operado, mientras que el fiscal José Arias dispuso una investigación y un dermotest -prueba para determinar disparos de arma de fuego- a los efectivos intervinientes, además del secuestro de la escopeta usada en el operativo.

Comentá y expresate