"Informé lo que está sucediendo con la crecida del río Uruguay, donde hay 2.500 personas evacuadas y autoevacuadas. Es un proceso que lleva su tiempo, de manera posterior a la emergencia, para poder devolver a las familias a sus hogares y hacerlo con todas las condiciones de salubridad que se necesitan. Estamos pensando en cómo vuelven a sus hogares las personas damnificadas", expresó.

Asimismo, dijo que planteó "la necesidad del apoyo que necesitamos para rehabilitar toda la estructura vial de la provincia, sobre todo en las zonas rurales, caminos de ripio y de tierra que han quedado intransitables, que todavía no podemos repararlos porque no han secado.

En ese sentido, solicitó "ayuda concreta y tangible" para reparar la estructura vial, que es un trabajo que demandará "entre 250 y 300 millones de pesos".

"Lo interesante es que con igual altura del río en 2015, hoy tenemos un tercio menos de personas evacuadas y autoevacuadas. Esto habla de que ha habido una política sistemática para evitar que haya nuevos asentamientos y que cada vez sea menor y se mitiguen los daños que produce cada crecida del río Uruguay", comentó. También se refirió a los beneficios que otorgará el Banco Nación a "los productores que están con créditos pendientes".

Comentá y expresate