En algunas zonas llovió la cantidad equivalente a dos meses de verano. Las lluvias arrasaron con casas, vehículos y cortaron los caminos.

En Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos se registraron esta semana fuertes tormentas que provocaron inundaciones y derrumbes. Mientras que en Luxemburgo y Países Bajos se registran grandes daños materiales, en Alemania y Bélgica se registran 42 y 4 muertes respectivamente.

Las zonas más afectadas de Alemania son los estados de Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado.

En Ahrweiler, del estado de Renania-Palatinado se registraron 4 muertes y 2 bomberos fallecieron realizando tareas de rescate. En esta zona las lluvias provocaron el derrumbe de seis edificios.

En Bélgica, el Instituto Real de Meteorología declaró el código rojo en Lieja, donde se registraron dos de los cuatro muertos del país.

Las autoridades de las zonas afectadas de Bélgica pidieron a la población prudencia y evitar todos los desplazamientos no esenciales.

Miles de personas de estos países tuvieron que evacuar sus hogares y se mantiene la alerta por las lluvias que aún se esperan y la previsión de la crecida de los ríos. El nivel inusual de las lluvias también causaron inundaciones en el nordeste de Francia.

Las fuertes precipitaciones dieron en dos días el equivalente a las lluvias de dos meses en algunas de las zonas más afectadas.

Comentá y expresate