Daniela Brumatti, gerenta de ERSA, concesionaria del servicio de transporte público en la capital entrerriana a través de Buses Paraná, se refirió a la intimación de la Municipalidad de Paraná para que en 72 horas restablezcan el servicio de transporte público de pasajeros, tras más de un mes de paro.

"Nos encontramos un poco sorprendidos, porque venimos denunciando incumplimientos contractuales en 2018. A pesar de eso continuamos con el servicio", destacó.

"Se ha demostrado que la ecuación de costos plasmada en el convenio no se están cumpliendo, lo que ha llevado a las empresas a funcionar con un déficit financiero muy importante. Una deuda que el municipio ha reconocido", indicó

"Tira toda la responsabilidad a la empresa, y no es justo", agregó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate