El exgobernador y extitular del Partido Justicialista de Entre Ríos, Sergio Urribarri, condenó enérgicamente la intervención del partido a nivel nacional. "Es una maniobra nefasta y peligrosa para la democracia la decisión de la jueza Servini de Cubría de intervenir el PJ Nacional sin otro propósito que el de acallar voces y perseguir dirigentes opositores", cuestionó.

"Pero lo cierto es que a esta altura ya no sorprende que ciertos sectores manipulen las instituciones y pretendan judicializar la política para poder obtener resultados que no pueden lograr a través de medios legítimos", agregó.

Por último, el exmandatario y actual presidente de la Cámara de Diputados resaltó: "No hay fundamento alguno que respalde esta intromisión y no van a lograr que dejemos de defender los derechos de los trabajadores y de los más humildes. Porque pertenecemos a un movimiento con una historia marcada por la lucha y la resistencia, y que seguirá representando la esperanza del pueblo argentino".

Embed

Comentá y expresate