viernes 17 de mayo de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Uruguay

Una joven fue abusada y asesinada cuando iba caminando

El brutal femicidio conmociona a Uruguay. La joven iba camino hacia la facultad. Por el hecho hay un detenido, de 20 años.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un brutal femicidio causó conmoción en Uruguay. El cuerpo de Bárbara Cecilia Prieto, una joven estudiante de 24 años que estaba desaparecida desde el martes, fue encontrado en un descampado de la localidad de Rivera. Estaba boca abajo y semidesnuda y su cuerpo tenía varias heridas y cortes.

Prieto desapareció el martes a la mañana cuando iba caminando desde su casa hacia el Instituto de Formación Docente (IFD), donde estaba a punto de recibirse. La familia hizo la denuncia alrededor de las 19, al no tener noticias de ella y chequear con el centro educativo que nunca había llegado.

Investigación en curso tras el femicidio de la joven

La joven no acostumbraba faltar a clases ni ausentarse de manera repentina, indicó el sitio Montevideo Portal. Su hermano tenía activada la localización en tiempo real de la mujer y le llamó la atención que no hiciera el camino habitual.

La localización del aparato le mostraba a su hermano que estaba en el barrio Mandubí de esa ciudad uruguaya vecina de Brasil. Mediante el análisis de las cámaras de seguridad, la Policía pudo seguir el camino que hizo hasta que en determinado momento se le pierde el rastro. Pero otras cámaras grabaron el momento en que un hombre de 20 años se acerca en bicicleta y ataca por la espalda a Prieto y, mediante forcejeos, la arrastra a un descampado.

En ese lugar, la policía encontró luego a la joven “sobre unas malezas, decúbito ventral con la cabeza hacia el sur y los pies hacia el norte, semidesnuda”, según el informe policial divulgado por el periodista local Pedro Olivera.

Poco después detuvieron al agresor, identificado como Anderson Isaías Sosa Escotto. Fue imputado por “un delito de homicidio muy especialmente agravado por haberse cometido con graves sevicias” y la Justicia dictaminó prisión preventiva.

La fiscal Alejandra Domínguez explicó que Sosa abusó sexualmente de Prieto y que, antes de matarla, le infligió “varias heridas cortapunzantes” que provocaron “sufrimientos innecesarios”. Este tormento motivó que se incluyera en los cargos el agravante de sevicias. “Se formalizó por femicidio porque previamente existió una agresión sexual”, detalló Domínguez.

“Lamentablemente, la víctima estaba en el momento y en el lugar equivocado y se encuentra con una persona que tiene un total desprecio por la vida”, dijo Domínguez en rueda de prensa.

Domínguez indicó que este delito tiene una pena que va de 15 a 30 años, pero señaló que la Fiscalía puede pedir ampliar la condena a 15 más.

El caso provocó una fuerte conmoción en Uruguay y una multitud se concentró frente a los tribunales locales y abucheó al presunto asesino. Posteriormente, el imputado fue conducido al penal de Cerro Carancho, donde los presidiarios lo recibieron con gritos e insultos.

A Prieto le faltaba tan solo rendir dos materias para recibirse de maestra. La directora del instituto en el que estudiaba, Julia Brasil, la recordó como una “chica maravillosa”, “muy responsable” y “alegre”. “Era una chiquilina que realmente se veía que tenía vocación para el magisterio, que sentía placer en el trabajo con los niños”, declaró al noticiero Telemundo.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar