miércoles 28 de septiembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Internacionales

El sorprendente protocolo previsto por el Reino Unido para la muerte de la Reina Isabel II

El operativo recoge los pasos a seguir en las horas y días posteriores al fallecimiento de la Reina Isabel II. Está preparado hace 60 años.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de septiembre de 2022 - 13:06

El día de la muerte de la Reina Isabel II dará comienzo a un detallado plan elaborado con precisión: un protocolo que comenzó a gestarse en la década de los 60 en el Reino Unido. Bajo el nombre en clave ‘Operación London Bridge’, el operativo recoge los pasos a seguir en las horas y días posteriores al fallecimiento de la monarca más longeva de la historia del país.

Los documentos incluyen incluso un guión con los pasos a seguir por los secretarios permanentes de los distintos departamentos para informar a sus ministros. Indica igualmente el mensaje exacto a transmitir: "Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina". Pidiendo, a continuación, discreción.

'Día D': cascada de llamadas y mensajes

La noticia de la muerte de la reina pasará por distintos altos cargos británicos antes de ser conocida por el resto de la población. Cuando su padre, el rey Jorge VI, fue hallado muerto, pasaron hasta cuatro horas hasta que la BBC informó de ello. Con la muerte de Isabel II, será distinto, ya que, según The Guardian, se informará como noticia de última hora a la Asociación de la Prensa y el resto de medios de comunicación del mundo al mismo tiempo.

Príncipe Carlos.jpg
El príncipe Carlos asumiría tras el fallecimiento de la Reina Isabel II. 

El príncipe Carlos asumiría tras el fallecimiento de la Reina Isabel II.

Pero antes, según establece el plan, la información pasará por otras manos. En las horas posteriores al fallecimiento de Isabel II, dará comienzo una “cascada de llamadas” en las que se informa a la primera ministra británica, al secretario del gabinete (funcionario de más alto rango de Gran Bretaña) y a varios ministros y funcionarios de alto rango.

El secretario privado de la monarca es el encargado de informar al primer ministro y a la Oficina del Consejo Privado, el cuerpo de asesores de la soberana. La Casa Real debe emitir un comunicado oficial para hacer conocedores de la noticia a los ciudadanos.

También especifica las palabras que utilizará el correo electrónico que enviará el secretario del gabinete a ministros y altos funcionarios. Al recibir este correo electrónico, las banderas de Whitehall, en el área londinense de Westminster, bajarán a media asta. El objetivo es que esto se complete en no más de 10 minutos.

Asimismo, el plan establece el aplazamiento de la sesión del Parlamento del Reino Unido y las legislaturas descentralizadas en Escocia, Gales e Irlanda del Norte. En el 'Día D', también se espera el anuncio del funeral de la reina, que sucederá 10 días después de su muerte.

La del primer ministro será la primera declaración por parte de un miembro del Gobierno y el resto de miembros no tendrá permitido pronunciarse hasta entonces. El Ministerio de Defensa se encargará de organizar saludos con armas en todas las estaciones y se anunciará un minuto de silencio a nivel nacional.

La página web de la Casa Real se transformará en un fondo negro con una breve declaración que anuncia la muerte de la monarca. El portal online del gobierno británico, por su parte, mostrará un cartel negro en su parte posterior. Todos los perfiles en sus redes sociales también mostrarán un cartel negro y cambiarán su imagen por el escudo departamental.

El plan indica, además, que no se debe publicar contenido no urgente y específica que los retweets están explícitamente prohibidos a menos que sean autorizados por el jefe de comunicaciones del gobierno central.

'Día D+1': nombramiento de Carlos de Gales como nuevo rey

En el 'día D+1' se proclamará al rey Carlos de Gales como nuevo soberano en el Palacio de Saint James, donde tendrá lugar a las 10 de la mañana una reunión del Consejo de Adhesión, del que forman parte las figuras más relevantes del gobierno.

El código de vestimenta para los cientos de invitados, entre los que se incluyen el primer ministro y ministros de alto nivel, especifica vestir con chaqué o traje y prohíbe complementos decorativos.

El Parlamento se reunirá para acordar un mensaje de condolencia y todos los demás asuntos parlamentarios se suspenden durante 10 días. Los diputados rendirán homenaje en la Cámara de los Comunes.

Después, el primer ministro y el Gabinete celebrarán una audiencia con el nuevo rey a la que podrán asistir los ministros sin sus cónyuges.

'Día D+2': el ataúd de la reina volverá a Buckingham

En el 'Día D+2', el ataúd de la reina volverá al Palacio de Buckingham. El protocolo, además, contempla distintos escenarios en caso de que la monarca fallezca en alguna de sus segundas residencias.

Si la reina falleciera en Sandringham, su cuerpo se trasladaría a la estación londinense de Saint Pancras, donde sería recibida por el primer ministro y el resto de ministros del gabinete.

Si muriera en Balmoral, en Escocia, se pondría en marcha la 'operación Unicornio', y su cuerpo se trasladaría a Londres en un tren real. Si no fuera posible, se activaría la operación ‘Sobreestudio’, y el ataúd se transportaría en avión.

'Día D+3': Carlos de Gales empezará un tour por Reino Unido

Tres días después de la muerte de la reina, Carlos de Gales recibirá la moción de condolencia en la Gran Sala del Palacio de Westminster.

Luego, el monarca embarcará en un tour por Reino Unido que empezará en Escocia y tendrá lugar por la mañana. Recibirá entonces una moción de condolencia en el Parlamento escocés y atendrá a un servicio en la catedral de Saint Giles, en Edimburgo.

'Día D+4': el nuevo rey llegará a Irlanda del Norte

El rey Carlos llegará a Irlanda del Norte en el conocido como 'Día d+4'. Allí recibirá otra moción de condolencia en el castillo de Hillsborough y atenderá al servicio de la Catedral de Santa Ana en Belfast.

Ese día tendrá también lugar un ensayo para la llamada 'operación León': la procesión del ataúd de la reina desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster.

'Día D+5': el ataúd de la reina se trasladará hasta Westminster

En el 'Día D+5', se pondrá en marcha la 'operación León' y el ataúd de la reina será transportado desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster a través de una ruta ceremonial por Londres.

Cuando llegue, habrá un servicio memorial en la Gran Sala del Palacio de Westminster.

'Día D+6': comienza la 'operación pluma'

La reina descansará en el Palacio de Westminster durante tres días. Después, su féretro se situará en el centro del Westminster Hall, en una caja elevada conocida como catafalco, que estará abierto al público durante 23 horas al día.

Los invitados considerados como VIP podrán conseguir entradas para tener una franja horaria para visitar el ataúd.

'Día D+7': el nuevo monarca viajará a Gales

En el 'Día D+7', el nuevo rey viajará a Gales para recibir las condolencias del Parlamento galés y asistirá a un servicio en la catedral de Llandaff.

'Día D+8' y 'Día D+9': miles de personas podrán visitar el ataúd

Los dos siguientes días, se espera que cientos de miles de personas lleguen hasta Londres para visitar el ataúd de Isabel II y despedirse de la monarca.

Se abrirá también entonces un libro online donde los usuarios podrán expresar sus condolencias.

'Día D+10': Día Nacional de Luto

El décimo día después de la muerte de la reina será proclamado Día Nacional de Luto y la Abadía de Westminster acogerá un funeral de Estado.

Al mediodía, el país tendrá dos minutos de silencio para recordar su reinado. Saldrán igualmente dos procesiones, una en Londres y otra en Windsor.

El ataúd de la reina descansará finalmente en el Castillo de Windsor, junto al del rey Jorge VI, en la VI Capilla Memorial.

Su retrato, además, colgará con un lazo negro en todos los ayuntamientos durante un mes antes de ser sustituido por otro del nuevo rey.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar