jueves 20 de junio de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Policiales

Un jubilado de 74 años lideraba una banda de arbolitos truchos que estafó a turistas extranjeros

La organización, que se encargaba de la fabricación y distribución de moneda falsa operaba en distintas localidades, entre ellas Rosario

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una banda de “arbolitos” truchos que estafó a un gran número de turistas fue desbaratada en las últimas horas, tras cinco allanamientos realizados en la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y Rosario (Santa Fe) por agentes de la División Falsificación de Moneda del Departamento Delitos Económicos de la PFA, indicaron fuentes del caso a Infobae.

La organización, liderada por un jubilado de 74 años, se dedicaba a la fabricación de moneda falsa y a su distribución a través de extranjeros que visitaron el país entre los meses de diciembre y febrero.

Los “arbolitos” operaban en el microcentro porteño, en la zona del Obelisco y San Telmo, camuflándose entre las personas dedicadas al rubro y atrayendo turistas con valores más convenientes. Los detectives estimaron que los “arbolitos” generaron un perjuicio económico a la sociedad por $100.000.000.

Como resultado del operativo de los detectives de la Superintendencia de Investigaciones Federales, ordenado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti, secretaría de Federico Clerc, se detuvo a siete personas, entre ellas el líder. Además, se secuestró una gran cantidad de billetes falsos: alrededor de $2.500.000 de pesos argentinos y casi USD 200.000.

Al mismo tiempo, incautaron sellos de bancos, máquinas contadoras de billetes y documentación utilizada para dar apariencia de legalidad a las operaciones financieras.

Según indicaron las fuentes, también fueron apresados quienes cumplían el rol de “llamadores” y “pasadores”, hombres y mujeres que habitaban hoteles de pasajeros de la zona de Congreso y Monserrat. La función de los primeros era la de atraer al turista con el típico “cambio, cambio” que suele escucharse en la city porteña. En el caso de los segundos, se trataba de las personas que recibían los billetes y “los pasaban” ya cambiados a la moneda solicitada.

En cuanto al jefe de la estructura, un jubilado que fue detenido en Rosario, los investigadores indicaron que se encargaba de distribuir mayorista de los billetes falsos.

En el allanamiento a su casa, los agentes secuestraron la mayor suma de dinero apócrifa (U$S 185.000) y 16 cheques en blanco emitidos por diferentes bancos.

Por último, la PFA, mediante un comunicado, aconsejó a la población realizar este tipo de operaciones en las casas de cambios legítimamente registradas para evitar ser víctimas de este tipo de modalidad de estafa.

La banda cae tras el shock pre-electoral ante la escalada del dólar libre, cuando la AFIP y la Policía Federal montaron una serie de procedimientos contra financieras a lo largo de la Ciudad. En ese momento, salió a la luz pública el nombre de Ivo Rojnica, alias “El Croata”, con su megacueva con 15 máquinas de contar billetes.

También se dio el operativo en el que fue detenido un hombre con una verdadera armadura hecha de dólares en el Barrio Chino.

Esa escena ocurrió a mediados de octubre pasado. Y.W fue arrestado por el Departamento Delitos Fiscales de la Federal junto a dos compatriotas. Llevaba 710 mil dólares embalados con cinta atados al pecho.

Y.W, de 51 años, era un ex monotributista, inscripto en los rubros de pinturería y decoración de la AFIP. No tenía información bancaria registrada al momento del hecho, como por ejemplo, un número de CBU a su nombre. Tampoco declaraciones juradas presentadas. Sin embargo, tenía el valor de cuatro departamentos de dos ambientes atados al pecho.

Terminó con una causa a cargo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi. Al día siguiente, la Federal volvió al Barrio Chino para allanar una cueva, controlada por un hombre acompañado de un canario en una jaula.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar