miércoles 12 de junio de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Transporte urbano

El boleto de colectivo llegó a $1591 en una ciudad del país

El boleto de colectivo más caro del país tiene un costo de $1.591. Le siguen en el ranking las ciudades de Centenario ($1.147) y Corrientes ($990).

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Según un informe elaborado por la Asociación Argentina de Empresarios del. Transporte Automotor (AAETA), el boleto de colectivo más caro del país se encuentra hoy en Pinamar, donde tiene un costo de $1.591. Le siguen en el ranking las ciudades de Centenario ($1.147) y Corrientes ($990). Más atrás aparecen Bariloche ($980), General Roca, Santa Fe, Rosario y Paraná, todas ellas con un valor de $940.

Embed

El boleto de colectivo llegó a los 1591 en una ciudad

Mucho más abajo, en el otro extremo del ranking figura el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde la tarifa mínima sigue siendo de $270. Por supuesto, el sistema de transporte de la zona más poblada del país no es directamente comparable con el de otras ciudades mucho más chicas, como es el caso de Pinamar o Centenario. La estructura es inmensamente más grande en el AMBA, así como la demanda por parte de los usuarios. No obstante, afirman desde Aaeta, el precio que pagan los habitantes de Buenos Aires está muy por debajo del punto de equilibrio que requieren las empresas de transporte.

Otras ciudades importantes también tienen pasajes más altos que los del AMBA. Además de Santa Fe, que tiene un boleto de $940, se puede destacar el caso de Córdoba Capital ($700) y Mendoza ($550).

Cuánto costaría el boleto sin subsidio

De acuerdo a un informe elaborado por Aaeta, el costo mensual del mantenimiento del sistema de transporte del AMBA es de $250.605 millones. Sin embargo, aseguran, el Estado entrega subsidios por $154.985 millones de pesos, lo que significa que existe un déficit de $95.620 millones. Para cubrir esa diferencia las empresas piden que se les permita subir el precio del boleto, ya sea de forma parcial (manteniendo los subsidios) o total (eliminando todos los subsidios).

Ahora bien, según aseguran los empresarios, sin ningún tipo de asistencia del Gobierno nacional, el precio real del boleto sería hoy de $1.235 en el AMBA, un valor mucho más cercano, e incluso mayor, al del resto de las ciudades grandes.

Para realizar el cálculo, el organismo consideró el costo de funcionamiento de los 18.165 colectivos que existen en el AMBA, correspondientes a 153 empresas y 387 líneas. En total, el sector emplea a 53.700 personas y transporta a 9 millones al día (hábiles).

Reparto dispar

Hace dos semanas, un grupo de jefes comunales de varias provincias difundieron un documento en el que sostienen que “es de imperiosa necesidad reclamar de manera urgente un aporte directo al sistema de transporte de pasajeros por colectivos a favor de las provincias y, así, atender a un problema que atañe al país entero mediante una distribución más federal de los recursos nacionales”. En el mismo texto recordaron que el boleto en el interior vale tres veces más que en el AMBA.

En el primer cuatrimestre de 2024, el AMBA recibió el 94% de los subsidios totales al transporte automotor (NA)

A diferencia de lo que ocurre en el AMBA - donde sólo el Estado nacional le da fondos a las empresas para cubrir un porcentaje del boleto que supo llegar a ser del 90% - en el interior del país, las provincias y los municipios se hacen cargo de una parte de los subsidios.

En los primeros cuatro meses de este año, el total de subsidios transferidos a las empresas de colectivos que transitan en la zona metropolitana fue de $287.025 millones. En tanto que en el mismo período de 2023, esas empresas habían recibido $374.105 millones, en ambos casos a valores ajustados por inflación a abril pasado. Estas transferencias fueron en concepto del llamado Atributo Social, el Boleto Integrado SUBE y las Compensaciones Tarifarias, subsidios incluidos en el Fondo Fiduciario al Sistema de Infraestructura del Transporte (FFSIT).

En cambio, el resto de las provincias recibieron en el primer cuatrimestre del 2024 apenas $19.353 millones, contra $129.620 millones en el mismo período en 2023, a valores ajustados a abril de este año por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), un 85% menos.

Los datos muestran una marcada desproporción entre lo que recibe el AMBA y lo que Nación le gira a los distritos del interior del país. En este primer cuatrimestre de 2024, el AMBA recibió el 94% de los subsidios totales al transporte automotor, mientras que todas las restantes provincias apenas el 6% restante.

Fuente: Infobae.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar