La Policía emboscó a cuatreros de Santa Elena la medianoche de este martes y los sorprendió en flagrancia luego de que hubieran carneado tres terneros, pero la jauría de perros que llevaban los cazadores furtivos descubrió a los policías que estaban ocultos y esto les permitió huir.

Tras ello, hubo tres allanamientos con gran presencia policial en viviendas de barrio 3 de Febrero, donde se secuestraron carnes, ropa manchada con sangre, una carabina tumbera, cartuchería y celulares. Hay un detenido y cuatro personas investigadas, informaron fuentes policiales a La Sexta.

LOS HECHOS

En la medianoche de este martes, personal policial dependiente de la Brigada El Quebracho de Delitos Rurales se encontraba realizando tareas de vigilancia y prevención en zonas rurales estratégicas del ejido de Santa Elena. "Mimetizados en la espesa vegetación en zonas donde se han consumado hechos de abigeato, favorecidos por la geografía y las grandes extensiones de campo sin celadores, y a fin de dar respuesta a las denuncias de estos estos hechos perpetrados a productores de la zona, se montaron largas horas de vigilancia con brigadistas apostados", describieron el operativo desde la Brigada La Paz de Delitos Rurales.

De repente, se dieron cuenta de que "dentro del campo se escuchaban voces y el caminar de personas". "Al pasar el alambrado con tres bolsos tipo maleta y una cantidad considerada de caninos que acompañaban a los individuos, sus perros detectaron la presencia de los policías y alertaron a sus dueños por medio de ladridos y gruñidos", contaron desde la fuerza.

En consecuencia, los brigadistas debieron dar la voz de alto a la distancia, pero lo que los cuatreros no se detuvieron, sino que "se fugaron entre el monte, arrojando mochilas con carnes".

"Minutos más tarde, lograron la aprehensión de uno de ellos que salía del campo con sus ropas con restos de sangre y una linterna", informaron a La Sexta.

Se puso en conocimiento al fiscal en turno, quien dispuso su identificación y posterior detención, por lo que el individuo fue alojado en la alcaidía de la Jefatura Departamental La Paz de Policía. Pero además, "se logró también la identificación de otros fugados que fueron reconocidos" y en el lugar de los hechos "quedaron evidencias de restos de carne bovina correspondiente a tres terneros, por el tamaño de los huesos con carnes frescas hallados en las mochilas", indicaron.

ALLANAMIENTOS POSITIVOS

El miércoles por la tarde, se otorgó desde el Juzgado de Garantías y Transición de La Paz tres órdenes de allanamiento para tres viviendas del barrio 3 de Febrero de Santa Elena. Cinco patrulleros y más 25 uniformados dependientes de las Brigadas La Paz y El Quebracho y de la Comisaría Nº 15 de Santa Elena, llegaron hasta el lugar para concretar las medidas judiciales.

En los procedimientos, secuestraron carne vacuna de ternero, ropa con manchas de sangre, un arma de fuego tipo carabina tumbera calibre 22 y diversa cartuchería, "entre otros elementos de interés para la causa que se investiga", indicaron a La Sexta las fuentes policiales.

Además, trasladaron a dos ciudadanos a la Comisaría de Santa Elena "para ser identificados en la causa y luego liberados", concluyeron.

Fuente: www.lasexta.com.ar

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate